La Provincia ha tenido fondos millonarios para pautas oficiales, eventos, festivales, contratos de locación, alquileres innecesarios, compras de elementos suntuosos, manejo discrecional para publicidades pero no para erradicar las escuelas ranchos. Las zonas rurales hoy ven cerrar escuelas, allí donde más se necesitan.

El director de la Escuela 4091 Beningna Saravia de Abra Grande, Pedro Antonio Rojas,  COMENTÓ: "sucede que por una decisión de los arquitectos de la provincia y de la municipalidad, al ver los problemas edilicios que sufre la escuela, es de madera y hace 50 años que está, decidieron la clausura por el peligro inminente de derrumbe. Por esa razón es que 30 alumnos van a migrar a otras escuelas cercanas, aquí de la zona rural" Abra Grande es una localidad distante a 30 km de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán. Las declaraciones del directivo fueron vertidas en una entrevista con el comunicador Ricky Zarra, a quien le comentó que en la fecha cumplía 33 años de servicios y que por tanto estaba ya asumiendo su jubilación este martes 30 de julio.
Recientemente Rojas recordó a una maestra interina que había fallecido y a quien recuerdan por su trabajo educativo y social en la escuela que fue clausurada al encontrarse en tan mal estado; además explicó que 6 docentes componen el total del plantel que trabaja en el establecimiento, abandonado de toda inversión en infraestructura a lo largo de las décadas. El director comentó que los padres pedían estar por los 4 meses restantes de clases, lo cual fue negado por las autoridades gubernamentales. El desalojo es inminente tras las disposiciones de urgencia desde la Secretaría de Obras Públicas de la Provincia.

Luego de tantas décadas el gobierno local continúa posponiendo la erradicación de las escuelas ranchos en las zonas rurales, la educación en el interior de la provincia es postergada y relegada en los pueblos, donde las personas además viven sin los servicios básicos de agua potable, cloacas, telefonía y en algunos casos incluso, alejados de cualquier centro sanitario. Lo inoportuno del desalojo en esta altura del calendario, además muestra la descoordinación logística con la que se opera entre los Ministerios provinciales.

Aunque no es de extrañarse esta dejadez pues para quien dirige la cartera educativa, el manejo idiomático en las comunidades originarias, donde se debe respetar la lengua materna de las personas nativas es una pérdida de tiempo y dinero, tal más de una vez lo expresara en las capacitaciones. No se comprende el sentido del arraigo, como tampoco se hace un esfuerzo por respetar la ruralidad. En la última década el desorden institucional del Ministerio -uno de los más grandes de la administración pública- es notorio y problemático. Urtubey no ha encontrado a lo largo de sus tres gestiones, las personas indicadas para manejar este espacio tan sensible para los salteños.

Ph: Ricky Zarra - periodista- Orán

 

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs