Los vecinos de las zonas aledañas a las Avenidas Entre Ríos e Ibazeta en el barrio 20 de Febrero, solicitaron al intendente contemple la situación de lucro cesante para comercios instalados allí, puesto que luego de comenzar obras de remodelación de las veredas, los negocios e instituciones civiles, se ven perjudicadas en sus correspondientes actividades. "No hay seguridad para nadie, están haciendo todo porque se acerca la campaña y esto se pondrá peor con las lluvias" anticipa el vecindario que este lunes se movilizó para mostrar en qué son perjudicados.

Brenda vive en inmediaciones de Entre Ríos e Ibazeta, una zona muy transitada y el corazón de la actividad comercial en la zona oeste. Colindante con el club Central Norte, Legado Güemes, DELMI, restaurantes, la escuela Remedios Escalada de San Martín, y Plaza Evita. Las obras dispuestas para el lugar, interrumpen la circulación y el libre comercio del barrio. Temen -como con el corredor de la Fe- que las torpezas de la administración pública municipal, demande más de 9 meses y por tanto el lucro cesante, se haga sentir aún más en plena crisis económica.

/p>

 

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs