San Calixto es un barrio de la zona sur en la ciudad de Salta. La municipalidad les cobra por mes en concepto de servicios de alumbrado público, recolección de residuos y hasta el supuesto mantenimiento ambiental. No obstante, la realidad denunciada por los vecinos es que no tienen camiones recolectores en la zona, los microbasurales se incrementan día a día y aunque tramitaron ante las autoridades comunales por esta irregularidad, el Intendente no firma la autorización para proveer de un camión destinado al servicio de basura. 

La comuna llegó a pagar 33 millones de pesos mensuales en el 2017 por el servicio de recolección de residuos, aunque tal lo expresado por los vecinos de la zona sur, esa recolección es deficiente o incluso inexistente. SNI, observó el estado de vida en el que las personas deben habitar y a simple vista es insalubre. La contaminación por microbasurales, las aguas estancadas, las calles en malas condiciones, confirma que Cambiemos y su alianza con el ex massista de Sáenz deja en evidencia que el gobierno de ricos y para ricos, se solventa de los pobres.

No es el único caso

Barrio El Bosque, también en la zona sur de la capital, es un grupo de edificios que alberga numerosas familias que colindan con terrenos sin cercado, ni limpieza. Los yuyales ganan la calzada inhabilitando el tránsito en por lo menos el 50% de la misma. Los focos infecciosos y la proliferación de hábitat propicio para la reproducción del mosquito AEDES, es uno de muchos problemas que se desarrollan por la falta de saneamiento en la zona. Aunque le cobren mensualmente impuestos por servicios inexistentes, perjudicando a las personas que viven como ciudadanos de última categoría, que ven además perjudicado el valor inmobiliario de sus propias viviendas, las que no pueden siquiera colocar en valor, ante la realidad que los circunda.

Expediente sin ejecución

Vecinos de San Calixto nos mostraron el detalle del trámite administrativo que iniciaran por esta situación, ante la Intendencia capitalina y por el cual, les otorgaran el número 24111.- En detalle de los propios empleados municipales, duerme el sueño de los justos a la espera de la rúbrica mayor; la del Intendente Gustavo Sáenz.

logo la teta

vecto logsmll