La Colectiva Feminista Disidente repudia enérgicamente al responsable del MST en Salta, Sr. Mario Silva, quién antes de comenzar la marcha del 24/3 se acercó hasta donde estábamos colgando los poemas de la memoria a provocarnos, mandándonos a leer la prensa de ellos y la versión "oficialista" en una evidente actitud intimidatoria y de enojo ante nuestros pronunciamientos contra los abusos denunciados por las ex militantes del MST, las propias víctimas publicaron un documento denunciando abusos entre otras irregularidades y luego renunciaron a ese Partido.

Un documento de trabajo, explica el duro contexto de la violencia de género en nuestra sociedad: "Ante la obligación y la necesidad de que el Estado dé respuesta frente a las múltiples expresiones de la violencia de género y en particular los femicidios ocurridos en el último tiempo, este Observatorio propone analizar el modelo de abordaje estatal frente a esta problemática y las premisas sobre las que se sustenta. Asimismo, ha intentado identificar algunas dificultades en la imprescindible instancia de registro y producción de información como así también en la actuación de los operadores judiciales en el proceso de investigación, sanción y reparación de las muertes violentas de mujeres, personas trans y travestis por razones de género"

En un espacio partidario kirchnerista, sus militantes decidieron votar la expulsión de un miembro por haber actuado de modo violento hacia otra militante y ex pareja del hombre. Ante lo sucedido, en el PV Salta que se supone encolumnado con el Frente electoral de Unidad Ciudadana, se abre el debate sobre misoginia y violencia de género. La dirigencia silenció la situación y pretendió que el victimario siga participando de actividades políticas.