Los senadores salteños en contra del IVE

Tal como se sabía que votarían los legisladores norteños, las tres bancas en la Cámara Alta, rechazaron el proyecto por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

El hermano mayor del gobernador salteño, Rodolfo Urtubey, ex magistrado federal, dijo que no siempre las violaciones implican violencia hacia la mujer.
Su discurso parlamentario, levantó las mayores críticas en la opinión pública y además marcó una postura poco clara.
“Configuración clásica de la violencia sobre la mujer”; fue la expresión del Urtubey más grande. (...) “convicciones tenemos todos; el aborto es una cuestión en la que se nos cruzan las grandes cuestiones de la humanidad”, de manera tal que dejarlas de lado le parece “una cosa que no resiste el menor análisis”.
Así fue que el ex magistrado, expresó: “cada vez que hay un derecho absoluto, hay un dogma atrás”. Agregó: “no coincido personalmente con el aborto libre, discrecional y sin causas, porque es una expresión de derecho absoluto, y yo no creo que en una sociedad civilizada pueda sostenerse la existencia de un derecho absoluto”.
Urtubey insistió que el el debate “correcto” es “el aborto por causas”, también recordó que lo óptimo sería que los legisladores pudieran discutir en ese sentido; con ello, pasar de un estatuto jurisprudencial -debatible- por lo que instó hacer un esfuerzo para llegar a una norma general con el que el tema adquiera otro estatus a la jurisprudencia de la Corte.
“Creo que la sociedad argentina estaba para este paso, y este paso que propongo del aborto causado no hubiera provocado este estrépito que se produce cuando hay una ruptura cultural” remarcó y detalló que hay tres grandes cuestiones: una es si se puede o no; otra es si se debe o no se debe; y la tercera “si en el Estado actual de la sociedad argentina era oportuno, conveniente, o necesario avanzar en este proyecto”.
“Y yo la verdad que creo que no era oportuno, no era conveniente, ni era necesario”, Rodolfo Urtubey, para quien “hay muchos que han adherido a esta media sanción, no por tener un compromiso con esta postura filosófica del derecho a decidir como derecho absoluto, sino que han llegado por otra vía ‘pragmática’, con una cuestión que es real en la sociedad argentina en relación al aborto clandestino y sus males, y a cuales son los remedios para solucionarlo”.
En el devenir de su exposición legislativa, Urtubey recomendó avanzar “en una modificación del Código Penal, por un lado, y en una implementación seria, responsable del aborto causado, y nos tenemos que poner a discutir cuáles son las causas, tenemos que salir de la interpretación extensiva que es bastante laxa, porque una cosa es el peligro de la vida, la inviabilidad de vida después del nacimiento”.
Con este marco de oratoria mencionó la violación, de inmediato aclaró que “realmente habría que ver aquellos casos, porque hay algunos en que la violación no tiene esa configuración clásica de la violencia sobre la mujer, sino que a veces la violación es un acto no voluntario con una persona que tiene una inferioridad absoluta de poder frente al abusador, por ejemplo en el abuso intrafamiliar, donde no se puede hablar de violencia, pero tampoco de consentimiento, sino de una subordinación”. “Con lo cual creo que en esta discusión de las causas, sería sano avanzar en esta cuestión de la ausencia de voluntariedad, entendido con cierta amplitud, que no es solamente la violación clásica”, opinó.
Mencionó sobre el riesgo a la salud la necesidad de trabajar ya no en el riesgo de la vida, que está clara esa formulación, sino en el riesgo de la salud física o psíquica de la mujer embarazada tendríamos que hablar qué entendemos por esos riesgos; tendríamos que intentar tipificarlos, para que no queden librados a la libre interpretación del programa en cada provincia”.

Aclaración al escándalo

Luego de los dichos del legislador, su par Anabel Fernández Sagasti, no reservó términos para mostrarse contraria a este discurso del conservador salteño. “Además de estar afuera de todo el marco jurídico legal, todos los presentes estimamos que si es una violación, es violenta. Es algo que se cae de maduro. Además sabemos que toda la doctrina y la jurisprudencia unánimemente han sostenido que los daños más severos psicológicos se producen en una violación intrafamiliar. Es más, a las víctimas se las denomina sobrevivientes” resaltó Fernández Sagasti; quien agregó: “Nos estamos retrasando tanto en el tiempo sin pensar en las consecuencias que pueden tener estas palabras”
Urtubey, pidió la palabra para hacer una aclaración al tema: “Refiriéndome a la violación como causal de aborto no punible, afirmé enfáticamente que toda forma de violación tiene que ser considerada dentro de los casos de aborto no punible. Inclusive aquellas formas de violación en la que no hubiera forzamiento” (...) “De ningún modo quise acotar el concepto, ni negar que la violación conlleva violencia, porque es la expresión más terrible de violencia sobre una mujer. Mi sentido era ser más duro, más extremo, en condenar la violación en todas sus formas” fue la explicación que esgrimió en su defensa, el salteño.

 

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs