Luego de la audiencia pública que se realizó por medidas judiciales tras la contaminación que padecen los vecinos cercanos al depósito de basuras citadino, las voces a favor y en contra de este emplazamiento se hicieron escuchar en los medios locales.

Un estudio de impacto ambiental, realizado por una investigadora en Antropología Ecológica, advertía sobre estos serios inconvenientes que afectan la salud de los salteños.

la investigación realizada por la profesora Alicia Rina Dib, en el área de Antropología Ecológica; en el que se propuso "presentar los resultados del trabajo de campo que ha tenido como objeto conocer el barrio Justicia de la ciudad de salta como el impacto ambiental y social del vertedero al que están expuestos"
La investigadora describe la gravedad de esta situación debido a que el basural San Javier es el sitio a donde ingresan, aparte de los residuos de la ciudad, los de Vaqueros, La Caldera, Cerrillos y La Merced, también Justicia está próximo al río, depuradora de agua y zona industria.-
En este mismo estudio, la investigadora realiza una semblanza sobre la historia de una de las barriadas que se encuentran en medio del conflicto ambiental, las del Barrio Justicia: "El barrio justicia, construido hace no más de dos años, se encuentra ubicado al sudeste de la ciudad de Salta, a 11,5km del centro de la ciudad. Las familias que lo habitan anteriormente residían en el asentamiento San Juan de Dios, pero al inundarse el gobierno les ofrece viviendas en esta zona como solución a la situación en la que se encontraban. Se trata de un barrio humilde, donde se concentra la mayor cantidad de personas pobres. Las viviendas son módulos que el gobierno les construye, los cuales consisten en 15 metros cuadrados, sin cocina y puertas de chapa. Además de “Un baño de medidas extremadamente reducidas con una ducha e inodoro y una habitación donde solo entra una cama. De eso se tratan. No tienen cocina, tampoco gas, y menos aún espacio para colocar una silla, un placard o una pequeña mesa; mucho menos tiene posibilidades de entrar una familia. Claro que la rapidez con que se construyeron y la imperativa necesidad de comunicar que sí se toman medidas contra la creciente demanda por el alto déficit habitacional, es que se apuran las entregas y las consecuencias están a la vista"
Sobre los efectos en las personas, por la descomposición de los residuos, se indica que: "Como se constata a través del trabajo de campo y diversos informes el vertedero es un foco infeccioso, del cual derivan una gran cantidad de enfermedades. A través del contacto directo con la basura, como indirecto a través de moscas, cucarachas, ratas, etc., también por alimentos, contaminación del agua y del aire.
Las personas entrevistadas nos cuentan que entre los efectos que sufren debido a la basura y al vertedero es destacado el de los olores. En los niños sobre todo el primer año se detectaron ampollas en la boca y pies, también enfermedades respiratorias, a lo que los médicos diagnosticaban anginas, según nos cuentan"
Los vecinos y vecinas de esta zona, reclaman con razón los problemas que ocasiona en la densidad poblacional, el emplazamiento de un vertedero de tal magnitud y ante el crecimiento exponencial, la contaminación acelera procesos peligrosos para toda la ciudad. La zona sureste es una de las más prolíficas en cantidad de habitantes, una masa electoral a la que las administraciones provincial y municipal, parecen preferir ignorar.

 

Opiniones expresadas a la prensa

La concejal del PO, Cristina Foffani, explicó que: "Planteamos la anulación del contrato con Agrotécnica, mudar el vertedero lejos de las viviendas y que multen a la empresa y a los intendentes para que se mitiguen los daños ambientales provocados"

Voz oficial de la empresa; Zuñiga: "Nosotros hacemos las auditorias con uno de los laboratorios más importantes del país que es INDUSER, es por eso que pedimos que esta auditoría que solicitan, se haga con laboratorios a la altura de las certificaciones que nosotros hacemos” y agregó: “Creemos que está muy bueno que se haga la Auditoria Externa para disipar cualquier tipo de duda de lo que se hace en el vertedero San Javier” Además expresó, que en los últimos cinco años se ha controlado, cada tres o seis meses, según corresponda, las aguas subterráneas y superficiales, los líquidos lixiviados, la calidad del aire, la emisión gaseosa y el suelo. Todos estos estudios indican que no hay contaminación ambiental. Cada tres meses se toman muestras de pozos y se estudian las aguas subterráneas; cada seis se toman muestras de los ríos Arenales y Ancho para el análisis de las aguas superficiales"

Luis Segovia asesor letrado de los ciudadanos que viven cercanos al lugar, en contacto con los medios, reconoció que “hay mal olor que causa irritaciones en los ojos, además de molestias aún peor cuando corre viento y ciertos residuos químicos industriales que son tirados en el vertedero, afectan, en especial a las personas con enfermedades cuyas condiciones de vida se agravan con esta contaminación".-

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría