Juan Carlos García en Rosario de Lerma, se desempeña como propietario de una emisora radial, conductor de su propio programa y hasta estos días lo hacía como contratado en el área de cultura para la municipalidad de ese pueblo.

García, no la tiene fácil en estos tiempos, puesto que como víctima de abuso infantil, cuando era adolescente, se enfrenta a la corporación clerical que ampara a su victimario, hoy detenido y en proceso judicial, Lamas Macedo. Por su parte, Juan Carlos, siente la persecución política sobre su persona y el abuso del poder, acechándolo en sus fuentes laborales.
El comunicador social, fue privado de sus transmisiones radiales habituales, puesto que la otrora patronal de la comuna, le exigió, de repente, el cumplimiento de impuestos y ordenanzas para continuar haciendo uso del aire que es una cuestión del Servicio Federal y no de la Intendencia.
Sucede además, conforme lo declarado por Juan Carlos, que Ignacio Jarsún, jefe comunal, ha decidido perseguir a quien fuera hace tres años, el promotor de su carrera política en los medios de comunicación.
Para el acallado conductor, la persecución se desata desde el momento que la investigación judicial por abuso sexual que pesa en contra del ex clérigo Emilio Lamas Macedo, avanza demostrando la culpabilidad del mismo.

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs