En una actitud ignorante, falaz, perniciosa, la concejal, cree tener la capacidad de decidir qué argentinos y argentinas, pueden ejercer el Periodismo y quiénes, pueden, como ciudadanos y ciudadanas acceder a la información pública en el pueblo del Valle de Lerma, provincia de Salta.
La actitud que denota un estado municipal manejado por personas carentes de formación ética y ciudadana - materia de la secundaria- impide que el electorado de La Merced acceda a la información veraz que les permita en este escenario político, arribar a las mejores decisiones, al momento de votar.

audio concejal la merced

El rol de los medios, ampliamente cuestionado por quienes detentan esta cuota mínima de poder pueblerino, se basa en la ignorancia de los y las votantes. Con esto, consecuentemente, han hallado en la práctica de la censura y la persecución sobre TRABAJADORAS DE PRENSA, un mecanismo bajo el cual, emplea el hostigamiento, la persecución y el desprestigio hacia las compañeras en ejercicio del derecho humano al trabajo. No es poco lo que acontece, si se tiene en cuenta que el abuso de autoridad, constituye en sí un ejercicio de la VIOLENCIA INSTITUCIONAL en claro proceso de flagrancia inusitada y avalada por los testimonios que son emitidas en el monopolio comunicacional a medida de los intereses políticos manifiestos de un sector político.

Vale esta primera aproximación sobre el estado de la cosa en el pueblo de La Merced, donde el Cristo se cae carcomido por el ejercicio del odio de quienes, jurando sobre santos Evangelios, luego hacen un uso reprobable de todas las herramientas para perseguir a quienes no se pueden defender.

Fuentes consultadas: medios locales


0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Breadcrumbs

Puede interesarte